EL TIGRE

El rostro “pintado” siempre ha provocado fascinación.

A principios del siglo XX había 100.000 ejemplares de tigres en el mundo. Hoy se trata de una población reducida de entre 5.000 y 7.000 ejemplares, según las cifras más optimistas.

El más enigmático de los felinos, que habita en este planeta desde hace dos millones de años, se extingue víctima de la caza furtiva, los cambios medioambientales y la fragmentación de la población.


La caza furtiva esquilma la población del felino más enigmático.

Los enemigos del tigre son muchos y poderosos. Aunque es ilegal matar a un tigre, la caza clandestina sigue cobrándo la vida de cientos de ejemplares cada año.

Sus bigotes y colmillos son vendidos en el mercado negro por altas sumas de dinero.

Muchos de los cuerpos se destinan a crear preparados de la medicina tradicional china, para la que el tigre tiene poderes de curación especiales.

Medio hostil

En Asia, debido a la deforestación, los tigres no encuentran el espacio que necesitan para vivir, cazar y procrear. Como consecuencia de ello, muchas veces atacan las granjas cercanas, acabando con el sustento de quienes viven en ellas, y a veces con las personas mismas.


Muchos tigres nacen con defectos y mutaciones.

Algunos granjeros se ven obligados a matar tigres para sobrevivir.

Los grupos quedan separados por los efectos de la urbanización y la reproducción se limita a las mismas hembras y machos de pequeñas manadas, provocando generaciones de cachorros con defectos de nacimiento o mutaciones que les impiden llegar a la edad adulta.

Organismos como la Patrulla Global por el Tigre asesoran a los gobiernos sobre cómo proteger a sus especies y como implementar la legislación internacional en defensa del tigre.

De las ocho especies de tigres que un día poblaron la tierra, tres están ya extintas: el tigre de Bali, el tigre del Caspio y el tigre de Java.

El mítico tigre de Bengala, el más grande de los felinos, ha quedado reducido a poco más de 3.000 ejemplares.

Y el renombrado tigre de Sumatra cuenta con tan sólo 400 ejemplares vivos en su hábitat natural.


El mercado ilegal de partes de animales existe en todo el mundo.

Perdido para siempre

Los especialistas advierten que, una vez extinta, sería imposible reinstaurar la especie en su hábitat natural por sus complejas características biológicas.

No es sólo que los tigres aprendan a cazar y a sobrevivir en la naturaleza de sus madres sino que, como especie, son parte integral de su hábitat hasta el punto en que no pueden sobrevivir uno sin el otro.

Sin las espesas junglas indias, sin los bosques de abedules de Siberia, sin los pantanos asiáticos, la supervivencia del tigre será poco problable.

no se merecen ser cazados

Anuncios

~ por animalesenpeligrodeextincion en septiembre 30, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: